lunes, enero 14, 2008

Sesiones de alcoyanía: Nuestros mitos.


Iniciamos con esta columnita una serie de reflexiones socio-antropológicas con las que pretendemos dar a conocer al resto del mundo explorado y por explorar cómo somos realmente los alcoyanos. Una especie que goza de un excelente estado de salud, que supera con total normalidad las adversidades y que sobrevive a cualquier catástrofe imperialista –entiéndase la globalización-.

Lo primero que debemos destacar de esa raza genuina llama alcoyana, es la devoción que cada uno de sus indígenas demuestra única y exclusivamente por dos asuntos: El Club Deportivo Alcoyano y los Moros y Cristianos. Son dos instituciones, dos sentimientos, dos movimientos artísticos no perecederos capaces de soportar cualquier crisis económica –o de cualquier tipo- hasta el punto de perder el norte por su defensa. ¡Contra los agresores de Sant Jordiiiii!

Estoy tan seguro de ello (porque lo vivo en primera persona, por lo tanto, esta reflexión debe entenderse como una confesión), que cuando el mundo se acabe, cuando el Sol deje de calentar la Tierra, cuando el juicio final se haya fallado… en ese instante previo al apagón definitivo, alguien gritará: ‘Deportivo, Deportivo’. Y más de sesenta y cinco mil personas dejarán de existir ‘fent una formatea per Sant Nicolau’.

Nadie puede rebatir esta verdad incuestionable. No tienen más que preguntarle a Ramón Climent cuántos CIUDAD se venden el día de Sant Jordi o cuando el Alcoyano juega una promoción. O si entran en http://www.alcoidigital.com/, comprobarán que las noticias más visitadas son las que hacen referencia al Deportivo y a las peripecias de nuestra fiesta.

Nunca antes –creo que la última vez fue la manifestación de las trabajadoras de Bambú- ha salido tanta gente a manifestarse por Sant Nicolau. La fecha clave, la de los récords fue la del 22-23 y 24, que lejos de ser un lema de un anuncio de estiramiento de pene, reclamaba la perpetuidad de esos días del mes de abril como los únicos para nuestros festejos. En cuanto al Deportivo, cualquier alcalde que se ha preciado ganar en Alcoy unas elecciones, ha tenido que…

Asumir una deuda de 300 millones de pesetas (Sanus), respaldar el equipo hasta que subiera a Segunda B (Peralta) o construir una Grada nueva (Sedano). No hay teniente alcalde sin Alcoyano de la mano. Así somos.


En el capítulo segundo de esta entrega de alcoyanía les hablaré de los tópicos hablados. Pero les avanzo uno: ¿Por qué los alcoyanos en fiestas de Navidades nos las felicitamos con un simple, Felices?
Xei, Felices

2 comentarios:

german dijo...

és que no tens "serebro" o què? :)

Tere dijo...

Ai Natxo!!!
Per una vegada m'alegre que parles en maasculi tota l'estona...
Almenys a les dones ens deixes fora d'eixos mites d'alcoiania...Ja veus el que son les coses.
B7s des d'Ontinyent