jueves, marzo 23, 2006

Gràcies Ernest Lluch




Son cosas de la complejidad del cerebro, o de las vivencias del pasado. Nada más enterarme de la tregua permanente de ETA me acordé de Ernest Lluch. Supongo que es el político que más claramente ha hablado sobre la única solución para este conflicto: Pactar, pactar, dialogar y hablar y después dialogar más. Supongo que también fue el atentado que más me impresionó. Aquella noche estaba trabajando y se me cayó el mundo encima cuando leí aquel teletipo de la Agencia EFE en el que se hacía referencia a los disparos recibidos por este catalán-vasco ilustre en el aparcamiento de su casa. Fue duro, y eso que no lo conocía personalmente. Sólo le había cogido cariño al escucharlo en la tertulia de Gemma Nierga en la SER. En fin, descanse en paz.
Seis años después de su muerte, la historia le ha dado la razón. No hay que tener piedad con los asesinos, pero supongo que alguna cosa se podrá pactar con esta gente para que dejen de matar de una vez. ¿Cómo se atreven a decir que no hay que negociar? ¿Cuál es la solución entonces?
El miércoles fue uno de los días más felices de los últimos años. Me permití brindar con una copita de vino por la Paz. Eso es así, no somos políticos ni etarras, pero somos parte de la Historia. Al menos así lo pienso, al menos así la vivo Yo en primera persona. Estoy seguro de que nuestros hijos estudiarán esta hecha y este momento en los libros de Historia. Estoy contento. Sí, prudencia, sí, pero estoy feliz. Déjenme que saboree este momento hasta que los políticos saquen las cosas de quicio, hasta que jueguen con los muertos electoralmente hablando, hasta que se tiren los escaños a la cabeza. El pueblo es sabio, el pueblo está contento.

1 comentario:

Xeli dijo...

A mi, i supose que com tu escrius a tot eixe poble que és savi, també em va donar molta alegria. Crec que en lo que portem d'any, i espere que del que quede,és la millor notícia. Que dic jo! És la notícia de l'any! Vullguen o no, els interesse o no als nostres representants en qualsevol conflicte la millor solució ha sigut i serà sempre dialogar.